OVNI

¿Un ovni en Expo Cuba?

Fue avistado el sábado 8 de mayo del 2004 (ver Juventud Rebelde del martes 18 de mayo del 2004).Algunos de sus características, lo asemejan con el fenómeno atmosférico conocido por rayo esférico, forma muy particular de concentración de energía, caracterizado por la forma esférica resplandeciente, multicolor y de unos 30-60 cm de diámetro, que puede incendiar o destruir cuanto toca.
Pero sus delineados contornos, la forma de vuelo, la cola que algunos testigos le vieron, descartan esta posibilidad. Por lo tanto, no caben dudas de que era un objeto artificial. La pregunta es: ¿Terrestre o extraterrestre? Nada indica que este OVNI procediera del espacio exterior, en cambio, hay muchas razones para pensar en su naturaleza terrícola.
El origen de un ovni
El OVNI de Expo Cuba pudo ser controlado por una institución o un individuo. Una institución podría ser de carácter civil o militar. Si era cubana y de tipo civil, ya deberíamos conocer la verdad sobre este OVNI. Hasta el momento no ha resultado así. Nos queda la posibilidad militar y extranjera .A juzgar por el tamaño del OVNI, este no debió tener gran autonomía, como para volar desde otro país, por lo tanto, debió despegar desde suelo cubano, o en caso extremo, desde un buque madre.
Agencias de espionaje como la CIA o sus aliadas de la OTAN, pueden prestarse para una operación de espionaje con empleo de UAVs. Las embajadas del mundo, entre las numerosas tareas que cumplen, incluyen las de espionaje. El equipamiento para ello suele ser introducido mediante las inviolables valijas “diplomáticas”. Un OVNI como el de Expo Cuba, pudo llegar a nuestro país por esa vía. Luego, gracias a sus reducidas proporciones, ser transportado en vehículo hacia el área de interés y ser sometido a este vuelo de “prueba, para ver que pasa”, en todos los sentidos del término.
El OVNI de Expo Cuba bien pudo ser obra de un grupo de bromistas, nacionales o extranjeros. Recordemos como los llamados “agrogramas de los sembrados” británicos, se han expandido por el mundo, a partir de los viajes que sus autores británicos han realizado a otros países (algo demostrado ante las cámaras de televisión, en el momento de ejecutarlos) o los imitadores surgidos en otras naciones. El fin: divertirse a costa de la credulidad general o la búsqueda de una notoriedad
De todas estas posibilidades, la más peligrosa es la del empleo militar de los UAV. De la misma forma que un UAV sobrevuela objetivos para reconocerlos con medios óptico electrónicos, puede dejar caer sobre ellos armas químicas, biológicas, convencionales y hasta nucleares. Estamos en la Era de las campañas antiterroristas y esta puede tomarse como pretexto para desatar “guerras preventivas” y “ataques quirúrgicos”. Por ello, cada vez que observemos un OVNI debemos tener en cuenta todo este cumulo de posibilidades y no únicamente el origen extraterrestre. Estos sin dudas existen, pero hasta ahora no hay indicios de su presencia en nuestro planeta.
Lo más probable que el objeto avistado en Expo Cuba fuese algún modelo de drone. En los últimos tiempos estos han cobrado auge a nivel mundial, dado lo práctico, económico y eficaz que resulta su empleo, a menudo en labores que antes requerían costosos vuelos de aviones y helicópteros. En Cuba su empleo se distingue en la realización de videos clips, spots publicitarios, espectáculos, programas televisivos. Pero además, en labores de la defensa y la economía.

Acerca de odysey

DANIEL DOMINGO SOLANO BACALLAO: Varadero, Matanzas, 1964. Premio Pinos Nuevos de 1999 por los libros: “OVNIS. Vuelos Secretos y Misteriosos” (ISBN 959-05-0240-7) y “Dinosaurios: Gigantes Terribles” (959-05-0236-9), este último, en coautoría con Miguel A. Díaz Portillo (MAD). Tambien esautor de “Triángulo de las Bermudas: Terror submarino y aéreo” 978-959-05-0842-4, en el 2015. Autor de guiones de historietas y caricaturas, cultivo, además de la escritura, la fotografía, la caricatura y la historieta. Escribo argumentos y guiones para cine. Como parte de esta última labor, concebí historias para la serie de chistes animados Filminuto, varios de los cuales, integran los cortos de esta serie premiados en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. He colaborado con diversas publicaciones periódicas cubanas, tales como “Orbe”, “Juventud Técnica”, “Mar y pesca” y “Girón”. Miembro de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores de España) y la ADAVIS (Asociación de Artes Visuales). Pueden seguirme a través del blog www.odysey.cubava.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *